lunes, 15 de julio de 2013

HACIA EL INTERNADO por Karmelo C.Iribarren.


Las estaciones,
esos lugares de paso,
tan poéticos, sí,
tan cinematográficos...

Salvo
cuando el tren que parte es el tuyo,
y ves-desde el último vagón-
la figura de tu madre en el andén,
enviándote besos por el aire
y haciéndose cada vez
más pequeña bajo la lluvia;

como te haces más pequeño tú,
que miras tu mano y te falta la suya,
y solo tienes cinco años,
y ni siquiera sabes
quién te espera allí.


Karmelo C.Iribarren, de Seguro que esta historia de te suena. Poesía completa, 1985-2012 (Renacimiento, 2012).