viernes, 28 de abril de 2017

POLVO EN EL AIRE por MARCOS MATACANA MARTÍN




Días azules


Estos días azules y este sol de la infancia
Antonio Machado


días azules porque nada
de lo que ha ocurrido luego
nos iba a pasar a nosotros


De consolatione vitae

¿Por qué buscáis la felicidad, ¡oh mortales! fuera de vosotros,
cuando la tenéis dentro de vosotros mismos?

Boecio
.
ni sueño ni teatro ni camino
el soplo de algún dios indiferente
en sombra que se pierde convertido
en el oscuro magma de la muerte
o en el temor seguro de estar vivo

y mientras tanto preocuparme solo
antes que troques tu hermosura en guano
o en Lope te desprecien los gusanos
de si me dejarás echarte un polvo
o habré de consolarme con la mano


Sueños

Esta playa es refugio
de todos los sueños del verano

Juan Lamillar


A Jesús Nariño


quisieron disfrutar aquel verano
la vida que bullía adolescente
nada les importó ver las señales
las sombras que avanzaban en la arena
las huellas que ya habían dejado otros

agosto con su luz era un imán
de cuerpos de sonrisas la belleza
la sal disuelta en lenguas como llamas
de un fuego que no duele pero quema
y deja cicatrices en el tiempo

desnudos se entregaron a las olas
vencidos de otro mar hecho de noches
y el agua los cubrió con algas negras

volvieron olvidados del amor
los ojos empapados de vacío

Apunta mi número

Poseer es perder.
Fernando Pessoa
.
qué apagado consuelo verte mía
rota deshecha jadeante frágil
después de esta dilatada travesía
por días aciagos y estaciones esquivas
de deseo latiendo un corazón
y el monstruo entre las piernas

no son tus labios los que quiero
besar ni el sexo fuente de tu pubis
el vello orillado de tus ingles
como un rompeolas de espuma tibia
en el roce violento de los cuerpos

eras tú aquélla indiferente altiva
diosa inalcanzable en sus tacones
pedestal de su propia teogonía
ahora herida templada entre mis brazos
el pecho que baja y sube cuando duermes
tu corazón sumiso acompasado al mío

perdona por haber matado al mito
la religión
que me impulsaba a amarte de verdad
lo siento
porque poseerte ha sido amor
el comienzo del olvido

tampoco yo he sido un supermán
lo reconozco
había bebido mucho y me ha podido el sueño

pero cuando quieras otro día
llámame y follamos


Marcos Matacana Martín, de Polvo en el aire (Palimpsesto Editorial, 2017).

lunes, 24 de abril de 2017

BREVE HISTORIA DEL CIRCO por PABLO CEREZAL



Con Breve Historia del Circo, Cerezal nos regala, en un diario compuesto de prosa poética, poesía prosaica y fotografías urgentes, el desnudo frontal de su persona y sus sentimientos durante los más de dos años que vivió en Bolivia, como responsable de una pequeña ONG orientada a proporcionar un futuro plausible a niños que vivían y/o trabajaban en las calles de la ciudad de Cochabamba. La ya de por sí compleja vivencia del autor se vio afilada por la realidad de una paternidad en desarrollo. El fruto literario de dicha experiencia es una obra de indudable cariz poético e ineludible sentir solidario que enfrenta, con verbo y latido, la quietud egoísta de estos tiempos que vivimos.

Pablo Cerezal

Nació en Madrid en 1972. Es escritor, articulista y guionista. Ha publicado la novela Los Cuadernos del Hafa (2012), hoy considerada novela de culto, y, junto al escritor boliviano Claudio Ferrufino-Coquieugniot, el volumen de crónicas Madrid-Cochabamba (cartografía del desastre) (2015). Entre 2013 y 2015 participa en antologías literarias como Erosionados, El Descrédito. Viajes Literarios en torno a Louis-Ferdinand Céline, y Hey Bob! Asesor de guion en el documental Quinuera (2014), coguionista de los documentales Madrid-Cochabamba (2015) y Geometría del esplendor (2016) y colaborador en numerosos medios escritos, como Frontera D (España), La Razón (Bolivia), y Red Marruecos (Marruecos). Mantiene los blogs Postales desde el Hafa y Vislumbres de El Dorado.


OTROS AUTORES HABLAN DE LA OBRA

“Como las grandes novelas confesionales, Breve historia del circo engancha de la primera a la última página con una brillantísima prosa poética, un montón de suculentas anécdotas y un análisis de la psicología humana tan emotivo, solidario y sincero, que os sentiréis (pongo la mano en el fuego por ello) plenamente identificados con él.

A caballo entre la poesía y la prosa (de hecho, intercalando ambos géneros, y también un puñado de estupendas fotografías), el ensayo y el diario, lo intimista y lo reflexivo, lo privado y lo público, Pablo nos sumerge en la caótica vida de Cochabamba, con sus coloristas mercados, injusticias y contradicciones.”

Vicente Muñoz Álvarez

“Cerezal es un escritor que tiene mucho que contar y que lleva algo más que cultura libresca en el equipaje de narrador, que está en pie de guerra con su tiempo, en tensión. Escritor vagabundo más que viajero, hoy en Bolivia, ocupándose de niños de la calle, ayer en Marruecos, vete a saber dónde parará este hombre. Vida leída la suya, y vida vivida o soñada, el mejor terreno literario: entre lo vivido y lo imaginado. Escritor que cambia de piel y se la deja en el empeño. Toda una lección, cuando todavía las recibes, te gusten o no.”

Miguel Sánchez-Ostiz

“Leer a Pablo Cerezal, es hacer un ejercicio vertiginosamente pulmonar. Su ritmo lingüístico es una caída libre hacia los abismos sustanciales de la salud y de los sentimientos más extremos. Como estar en un pozo iluminado por un millón de ráfagas de fuego. Impresiona. Vuelves y vuelves a leer. Lo apartas. Pero no se va. Pleno de una poesía fulminante.”

Isla Correyero

“Pablo Cerezal es el poeta que escribe en prosa. El feliz e improbable encuentro entre Umbral y Burroughs en una voz tan encendida de prodigio que estremece. Pablo escribe como lo haría Henry Miller de haber nacido en Vallecas y haberse llamado Pablo Cerezal, porque su voz única bebe de las entrañas de la verdad.”

Javier Vayá


BREVE HISTORIA DEL CIRCO: Booktrailer

Breve historia del circo (booktrailer 1) from José Ramón da Cruz on Vimeo.

ROSAS AMARILLAS PARA COMBATIR EL DESPRECIO por MANUEL ONETTI




Rosas amarillas para combatir el desprecio

anoche ella quería ver una
película de Godard. por alguna
razón yo sentía algo raro al
respecto. dentro de la misma
película Fritz Lang intentaba
filmar la Odisea. pero el productor
era un incordio. Lang ya sabía todo esto.
contrataban a un nuevo guionista que
tenía una mujer preciosa.
y hablaron y discutieron
más de treinta minutos en su
apartamento. ella entonces le dijo:
-tú eres el que has cambiado;
desde que conoces a toda esa
gente del cine. te prefería
cuando escribías novelas policíacas-
y ella se rió y me miró.
y yo la miré y me reí.
ahora yo soy uno de esos tipos
que gritan: «¡silencio, motor!».
y conozco a mucha gente.
y me emborracho y hablo
sin parar con todo el mundo
en las fiestas de fin de rodaje.
pero yo le intento explicar,
que prefiero aún
las rosas amarillas al
desprecio.

Manuel Onetti, de Sol eléctrico amarillo (Baile del sol, 2017).

jueves, 20 de abril de 2017

HÍBRIDOS 2017: Let it Happen.



María Cabeza de Vaca

Let it happen

PIEZA DE DANZA PARA UNA INTÉRPRETE 

‘Si sientes dolor puedes refugiarte, pero la guarida puede convertirse en una trampa’
L. Bourgeois 

Let It Happen es una pieza de danza creada e interpretada por la bailarina y coreógrafa María Cabeza de Vaca, donde la plasticidad y la palabra se entrelazan con la sobriedad y el recogimiento. Un estilizado collage repleto de inquietudes, textos y cadencias que dialogan sobre el aislamiento, la identidad y las relaciones sociales. María M. Cabeza de Vaca cuenta con una larga trayectoria que inicia como intérprete en destacadas compañías de danza y teatro. En 2001 presenta su primera creación propia para la inauguración del Festival Internacional de Danza de Itálica, continuando con la creación de nuevas piezas como He disappeared into complete silence (2004), Try to be happy (2007), Una forma fácil de acabar con todo, premio mejor espectáculo de sala 2012 otorgado por la Asociación de Profesionales de la Danza en Andalucía (PAD). Como docente ha impartido cursos en el Centro Andaluz de Danza y en diversos conservatorios y universidades de Andalucía. Como asistente coreográfica y directora de movimiento escénico ha trabajado para el Centro Dramático Nacional (CDN) y para la Compañía Teresa Navarrete, entre otras.

Miércoles, 26 de abril,  21.00 h
Palacio del Conde Luna. Plaza del Conde Luna. León
Entrada libre hasta completar aforo
Organiza Concejalía de Cultura Ayuntamiento de León
Coordinan Silvia D Chica y Vicente Muñoz Álvarez
La imagen puede contener: 1 persona, interior

domingo, 16 de abril de 2017

QUE LO SEPAS: Charlas tiernas.



Quizá silencio es sólo un nombre,
un nombre acostumbrado aunque inexacto,
una palabra errónea que habla, en realidad,
del sonido terrestre
que está perdido
en un espacio ajeno y despoblado
donde nadie lo escucha.

El silencio no existe.

(La idea
ya es un dardo que está cruzando el aire.
Su vuelo es pensamiento.
Mis palabras lo empujan y lo frenan.)

Antonio Cabrera

- A Leo le encanta ir sentado en el carrito del supermercado. Hemos llegado al pasillo de los yogures… 
- ...
- Mira Leo, ¿de qué los quieres, de fresa o prefieres de plátano? 
- … 
- A mí de pequeña me encantaban los de plátano. Sabes que el color rosa de los yogures de fresa lo hacen con un colorante que viene de la cochinilla… 
- … 
- Es un bichete que vive en las plantas. 
- … 
- ¿Qué tal en el cole hoy? 
- … 
- Ven aquí, eres tan lindo, mamá te quiere. 

Y le beso mucho, porque cuando Leo va sentado en el carrito de supermercado, en esa silla pequeña en la que casi ya no cabe, yo me inclino y le abrazo fuerte y le beso y él se ríe. Vamos rodando hasta el pasillo de las rosquilletas y los panes. Le encantan esos que llevan arándanos incrustados, y los señala. 

- Pero ¡cómo te gustan estos panecitos! A mamá nunca le ha gustado demasiado el pan, en eso debes haber salido a tu padre… 
- … 
Yo hablo, pero al otro lado no hay palabras. Hablo mucho desde el principio, desde antes del diagnóstico. Hubo unos meses en que dejé de hacerlo, creo que perdí la esperanza o si acaso no sabía enfrentarme a la ausencia de respuestas. Leo tiene cuatro años y autismo. Aún no habla. Lo hizo, pero las palabras se perdieron como lágrimas en la lluvia.

Este libro es muy especial para mí, porque concentra toda una filosofía de vida y pensamiento en las conversaciones que la autora mantiene con sus hijos. Fantasía, acción, ideas, verdad, sueños, proyecciones de futuro, el poso del pasado y los ancestros, familia, relaciones, enseñanzas. Todo ello bidireccional, y ahí está Su Gran Belleza; esta radica en la naturalidad con la que fluye el discurso, cargado de amor, de preguntas que obtienen respuesta en ambas direcciones. En este libro los niños tienen espacio propio, no se pretende adoctrinar, sólo dejarse ser, eso me parece que hace Silvia, dejarse ser, estar presente, darse a conocer como una mujer además de como una madre, una lección preciosa para quienes mañana ya no serán niños. 

Siempre me fascino ante la impavidez de algunos padres y madres que miran el teléfono móvil mientras sus hijos les hablan, les quieren contar algo, les estiran de la manga. ¡Esos padres les piden, les ordenan a sus hijos que se callen! No consigo entenderlo tal vez porque me cuesta ponerme en su piel, pero aún consiguiéndolo por un momento sigue sin gustarme. ¡Ah! Es que muchos no saben valorar lo que dan por hecho, no hubo oportunidad de aprenderlo, algo que de todas formas puede derrumbarse en cualquier momento y entonces la lección se abalanza sobre nosotros y primero nos hace daño. Después podemos ver lo que aprendimos. Y yo, creo que hago este prólogo porque su autora intuye bien lo que las palabras significan para mí, la importancia y el valor precioso que les doy a estas conversaciones que yo no puedo tener con mi hijo. Pero también, porque como ella sabe “ Con la gente con la que mejor estás, la mayoría de las veces no necesitas decir nada, porque te entiendes con la mirada, o con la música, o con la manera de estar…

La mirada de los niños suele ser radicalmente original. Sorprendente. Creo que, entre otras cosas, por estar desprovista de todo aquello con lo que la sociedad, su forma, y la propia experiencia van lastrando nuestras opiniones y nuestro modo de ver la vida con el paso de los años, en ocasiones contribuyendo a uniformar las corrientes de pensamiento, casi siempre despojándonos de esa formidable espontaneidad, tan presente en las palabras de Martín y Nicolás; esa autenticidad que merece la pena preservar y registrar, también para que podamos recordar, recuperar esa visión limpia y sin aditivos, valiosa en más de un sentido, de cuando nosotros éramos también niños. 

De ahí el valor añadido de estos diálogos, tan recurrentes en la filosofía postsocrática. Es Wittgenstein quien escribió que la respuesta a una pregunta filosófica será esencialmente errónea si no representa una nueva pregunta. La filosofía y el pensamiento, algo tan dinámico no casa bien con respuestas indubitadas a modo de punto final. Nico y Martín, como pequeños sabios que son cuestionan la realidad enunciada por su madre con puntos de vista que enriquecen el particular y multiplican las posibles interpretaciones. 

Esta lectura ha sido para mí un sortilegio esclarecedor, me invita a seguir hablando con mi hijo aunque no obtenga, por ahora, respuestas habladas. Me sugiere que el dolor irá cediendo, que no ha de confundirme todo aquello que espero porque debía dárseme y no ha llegado todavía. Silvia ha compartido conmigo todo esto, que ahora también, es un poco mío. 

Y no sabe la autora cuánto, una mujer como yo, una madre tan particular, me reconstruí al leer el haiku con el que termina este libro. Gracias.


Safrika Patricia R. Calpe, prólogo a Que lo sepas: Charlas tiernas, de Silvia D Chica (PiEdiciones, 2017).


sábado, 15 de abril de 2017

TERCER ASALTO por MAYA MUKTI



Le gustaba Serge Gainsbourg. Y Calamaro. Y Miles Davis, El Concierto de Aranjuez, lo primero que escuché en su coche aquel 27 de agosto. Lo seleccionaba torpe y nervioso, lo ponía para mí pero no quería que se notara. Había tardado un ratazo en encontrar el coche. Ni se orientaba ni recordaba casi nunca dónde lo había dejado.
Tenía debilidad por lo francés. Cuando decía Francia o francés, lo hacía con acento. Su autor de cabecera, Céline. Su tipo de mujer... ésa decía que era yo. Contaba que, al verme, sufrió un coup de foudre. Y así seguía, aún después de haberlo yo dejado a los pocos meses de intentarlo, a la vuelta de un viaje al sur penoso para los dos. Estaba intentando no fumar y se mostraba sin chispa, desorientado, como faltado del más elemental sentido común. Irritable. No acertaba a razonar ni las cosas más sencillas. Decía que veía caras por la calle que le daban miedo. A la vuelta, desde el aeropuerto, horas para orientarse y encontrar, cargados con las maletas, el local de fumetas donde celebraban el patético fin de año sus amigos. No aguanté mucho. Me quise ir. En el metro, abarrotado, casi me asfixio. 
Un mes, dos meses, gloriosos. Poco a poco, decepcionante. Fumar y fumar… fumar y fumar… “Yo sé cuándo tengo que dejarlo” decía. “Yo me conozco”. Sin hacer casi nada. Sentado en el sofá, youtube y porros. Dejando un reguero detrás cada vez que hacía cualquier cosa. Flipado, a 40 por la carretera, quejándose de que los otros corrían demasiado.
Pero era mi devoto amigo y amante. Cualquier cosa, buena o mala que yo hiciera, la aceptaba y la celebraba como proveniente de alguien único y especial. Y bastaba que abriera la boca para intentar, intentar… complacerme.
Olvidaba lo más básico pero me traía pastelillos del moro y batido de granada porque me gustaban. Y garrafas de agua para que bebiera bueno y no me cansara trajinando.
Cuando volvía de su casa, venía siempre con alguna cosa: un cuadro de autor, un salero, un jarrón, un resto de ensalada…
Y me llamaba. Aún después decía que lo nuestro era un combate y que estábamos en el segundo asalto. Que tenía que volver con él. Y se buscaba la manera de estar por aquí y pedirme que comiéramos juntos, que le dejara dormir en casa. 
Como aquel 14 de septiembre. Me contaba mientras yo tomaba despreocupada el sol, sobre la marcha de su novela, como siempre exagerando el entusiasmo de los otros y las expectativas de lo que estaba haciendo y nunca acababa. Que se iría al sur un tiempo a trabajar con un librero, que si nos podíamos ver el próximo sábado, que estaba por aquí y podía traer algo para comer... lo de siempre. Y yo, como siempre últimamente, dando largas, contándole mis peripecias con el negocio en que andaba y el estropicio que le hice a uno en el pelo intentando adecentarlo . Y se reía admirado “Cómo una mujer tan pequeña y pizpireta puede ser tan tremenda…”
Nos despedimos. “Ya hablaremos. Ya veré si estoy el sábado”.
Y fue a dormir y se murió. Con la tele encendida. Con la gata encima. Sin destaparse ni moverse. Ya. Se acabó.
Y recordé el día que me encargó que no hubiera flores en su entierro. Ni parafernalias ni movidas. Y que se hubiera molestado si me hubiera puesto triste por una cosa tan normal y natural como morirse. Y recordé aquello tan especial, tan humilde y generoso que vi en él la primera vez. Y vi que no había sido una fantasía. Y que, quizá como a veces le decía en los momentos en que me enternecía recordando, lo nuestro era un amor platónico, en el que sobraban los cuerpos y todo lo que comportaban. 
Y se me ocurre ahora que quizá el muy tuno tuviera más razón de lo que parecía y esto no sea más que el tercer asalto. Y me esté esperando, ya sin cuerpo como yo necesitaba, a ver si así…

Maya Mukti


viernes, 14 de abril de 2017

CALOR INDUSTRIAL por IVÁN ROJO


Resultado de imagen de botellas pepsi cola antiguas

Acuérdate de la sombra del promontorio,
la que viste cavar con las manos.
Acuérdate de aquella cosa que escarbaba la caliza,
aquella cosa que hablaba y gritaba allí arriba,
hace treinta veranos,
mientras te tomabas una pepsicola en Nerja.
Llévala siempre contigo.
Cuélgate su recuerdo del cuello y jamas te lo quites.
Cuando tengas que citar a los sabios,
cuando tengas que citar a los mejores poetas
calla o reproduce sus alaridos.
Cuando tengas hambre imagina la oscuridad de sus tripas.
Cuando tengas sed imagina su garganta,
oscura y polvorienta como una mina de Atacama.
Recuerda la alimaña de la montaña.
Recuérdala en la fiesta de la playa,
bailando entre las hogueras y las chicas,
mitad negra, mitad roja,
como un huracán de güisqui, hollín y humo.
Recuérdala en la quinta ciudad,
en plena estampida de la hora punta,
siguiéndote desde las cornisas,
riéndose.
Recuérdala en la oficina,
saltando de archivador en archivador,
mitad orangután, mitad monstruo.
Recuérdala sobre la techumbre de la Repsol de Morella,
un 1 de enero,
derritiendo la nieve bajo sus pezuñas.
Recuérdala en el futuro,
la noche en que el amigo americano te diga
Toma un poco
y te ofrezca Alaska en la palma de la mano.
Recuerda las palabras de la cosa la primera vez,
las que te llegaron entre el jolgorio de los bañistas:
Soy calor industrial.
Soy la ola sahariana.
Soy una duna y me muevo.
Te seguiré a todas partes.
Te freiré los sesos.
Porque te quiero.
Y alégrate.

Iván Rojo


viernes, 31 de marzo de 2017

MIS POEMAS DE AMOR APESTAN: Velpister.

MIS POEMAS DE AMOR APESTAN por VELPISTER



Cuando se lo dije
que la dejaba
inmediatamente
al momento
como siempre
hubiese sido así
empecé a amarla
y ya fue para siempre
su castigo
su venganza
para siempre
nunca jamás dejé de amarla
nunca dejaré de amarla
pensé inmediatamente
cuando ya me había dado la espalda
nunca podré dejar de amarla
cuando
para siempre
se alejó de mí
y ahora
desde entonces
vueltas y más vueltas
páginas y más páginas
paja todo
todo paja


Velpister,
de Mis poemas de amor apestan
(Baile del Sol, 2017).


viernes, 24 de marzo de 2017

PELÍCULAS QUE ERIZAN LA PIEL

Resultado de imagen de crescendo 1970

CONJUGACIÓN SIMPLE por VÍCTOR PEÑA DACOSTA


la huida hacia delante-victor peña dacosta-9788416210350

Lo mejor del pretérito imperfecto
es su capacidad de convertir
hechos triviales en unas memorias
interesantes o en un poemario
confesional, a medio camino entre
las cosas que mi madre nunca supo
y las que mis nietos deberían saber.

Víctor Peña Dacosta, de La huida hacia delante (La Isla de Sitolá,2014).

https://www.casadellibro.com/libro-la-huida-hacia-delante/9788416210350/2486883

jueves, 23 de marzo de 2017

NO SE HABLA por PEDRO CÉSAR A. VERDE



Cuando se come
no se habla

Te dice
un dedo
erecto

Y aprendes
a callar

A tragar
en silencio

Y a escuchar
tus palabras
rompiéndose

dentro


Pedro César A. Verde, de Retrovisor (Canalla Ediciones, 2016).

https://www.canallaediciones.com/cat%C3%A1logo-tienda-online/poes%C3%ADa/retrovisor/

miércoles, 22 de marzo de 2017

HÍBRIDOS RESCATA A VÍCTOR ISRAEL



El Teatro San Francisco proyecta hoy, a las 21.00 horas (entrada gratuita) dentro del ciclo ‘Híbridos’, el documental ‘Los perversos rostros de Víctor Israel’, realizado por Diego López y David Pizarro, que muestra la trayectoria cinematográfica del inolvidable actor catalán Víctor Israel, personaje clave en la historia del fantaterror de los años 60 y 70. Un merecido tributo a tan insigne actor, que siempre estuvo ahí, pero que, quizás, como relata el documental, no estuvo aprovechado como era debido. El documental Los perversos rostros de Víctor Israel es un repaso a través de los géneros en los que trabajó, y que sirve como homenaje, a la carrera del actor catalán Víctor Israel. Un actor que trabajó, desde los años sesenta hasta poco antes de fallecer, en cerca de 200 películas. Diego López es editor desde el año 2005 del fanzine ‘El Buque Maldito’ y desde el 2010 es el programador de la sección Brigadoon del Festival de Sitges.



viernes, 17 de marzo de 2017

BAJO PENA DE MUERTE por JORGE M. MOLINERO



El emperador
ha prohibido
bajo pena de muerte
escribir poemas tristes

Mostraré entonces
mis huecas manos

Mi cuello desnudo
espera tranquilo
la soga


Jorge M. Molinero

jueves, 16 de marzo de 2017

HÍBRIDOS 2017: Los perversos rostros de Víctor Israel.



LOS PERVERSOS ROSTROS DE VÍCTOR ISRAEL

Alzamos el telón con ‘Los perversos rostros de Víctor Israel’, un documental realizado por Diego López y David Pizarro, que muestra la trayectoria cinematográfica del inolvidable actor catalán Víctor Israel, personaje clave en la historia del fantaterror de los años 60 y 70. Un merecido tributo a tan insigne actor, que siempre estuvo ahí, pero que, quizás, como relata el documental, no estuvo aprovechado como era debido. Diego López es editor desde el año 2005 del fanzine El Buque Maldito. Ha colaborado en diversas publicaciones nacionales e internacionales como Gorezone y Scifiworld, también en los portales de Internet Fangoria y Almas Oscuras. En el año 2013 publica Silencios de Pánico y desde el 2010 es el programador de la sección Brigadoon del SITGES-Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. Proyección del documental ‘Los perversos rostros de Víctor Israel’ y posterior charla-coloquio con un invitado de lujo, Diego López.

Miércoles, 22 de marzo
21.00 h.
Teatro San Francisco. C/ La Corredera, 1. León

Entrada gratuita

Organiza: Concejalía Cultura Ayto. León.
Coordinan: Silvia D Chica y Vicente Muñoz Álvarez



miércoles, 15 de marzo de 2017

MORIR TRANQUILO: Unai García.



Eli lo tiene todo para ser feliz. Posee una esposa atractiva, un hijo maravilloso y un puesto como directivo cuyo sueldo le permite, entre otras cosas, disfrutar de una casa de dos plantas en una urbanización de lujo. El problema es que la crisis de los cuarenta de Eli está a punto de echar a perder su matrimonio. Discusiones, coqueteos con el alcohol, arriesgados escarceos amorosos... Al llegar a casa, Eli confirma su presentimiento: un tipo le espera en su habitación con una pistola apuntándole a la cabeza. Su pasado, por fin, le ha encontrado.

jueves, 9 de marzo de 2017

PGB: Poesía General Básica: Gsus Bonilla.



PUTA POESÍA

Los ojos abiertos y el puño cerrado, los ojos cerrados y el puño abierto, grito y murmullo, silencio y aullido, la sensación de pisar asfalto cuando el horizonte se abre en un campo amplio donde Todo puede florecer bajo la sombra de la nostalgia y del deseo, de la realidad compacta de las calles, de ropa seca tendida bajo la lluvia, de la vida agazapada y escondida, de la sinrazón y de la fantasía, de los recuerdos embebidos y clavados en la retina del recuerdo, de la distorsión laberíntica y obscena en que se ha convertido la Sociedad, de la Verdad pura, que a veces duele y siempre nos hace abrir los ojos, aunque los mantengamos cerrados.

Él lo dice. Nunca calla.

Puto poeta de grito y murmullo, de silencio y aullido, de voz cabal y verdadera en días en los que se arruina la autenticidad al reflejarse en los escaparates, y que resulta difícil de encontrar aunque se persiga, porque las voces parecen ecos que se mezclan, que se imitan, que se mimetizan, que se confunden, que se apagan antes de prenderse.

Si alguien cree que conoce la Poesía y no se ha asomado al universo de Gsús Bonilla, no conoce nada.

El alma en palabras

se hace Poesía

con tiros de posta.


José G. Cordonié

*

APUNTE DEL SETENTA

Nací
en el seno de un establo
donde mi abuelo era propietario de una vaca de manchas negras
y su leche
mi alimento.

Manchada se secó
y fuimos en busca de nuevos horizontes.

Por mi padre sé
que habitamos chabolas construidas a medias
en el estraperlo de la noche y otras veces, las más
la morada hacía equilibrios por el alambre
de un alquiler.
Y como ya apunté en otros poemas
en el camino de la infancia
hasta mi adolescencia
hubo un océano de zancadillas
-posiblemente este principio
no venga a cuento-
y debería de haber empezado
por el suelo:

en el que mi madre
en cuclillas
me cantaba el: jesusito de mi vida
eres niño cómo yo
por eso te quiero tanto que te doy mi corazón
tuyo es
mío no

¡tuyo es, mío no!


me cantaba
para curarme las heridas

y consiguió

levantarme más ampollas.


INVENTARIO UNIVERSAL

La caja, tus zapatos
los gusanos y las hojas de morera.
Mis mariposas.

La casa, la jaula
el pájaro, su trino, el alpiste.
Mis huevos.

La calle, los perros
sus mierdas, el parque
y el arenero.

Mi barrio
el camello, la sed, el agua
y la sal.

La ciudad, los borregos
la lana, el frío
y el lobo.

El estado, sus buitres
el olor, los cadáveres

y más gusanos.

¡El continente!¡El contenido!¡El fuego!

El mundo…
y ese sonido extraño de las hienas
cuando tienen hambre.


TERNA

Cuándo aprendimos a soplar para no quemarnos.
Cuándo empezamos a temer al fuego.
Y el miedo, cuándo heredamos el miedo.

Cuántas heridas primitivas hemos necesitado
hasta concebir una sola señal de peligro, un símbolo
que invite a virar de dirección.

Qué color causó el primer espanto.
Quién nos enseñó el significado del grito,
a caminar sobre brasas.

Y quién
a afilar la tijera, a acercar su filo a la lengua
a apretar fuertemente sus ojos oblicuos.

Quién decidió introducirnos los dedos en la tráquea.
En qué consiste el arte de enmudecer.

Qué altura tiene un precipicio cualquiera.
Qué profundidad un pozo, cuánto mide el vacío
en cualesquiera de sus ángulos.

Un día, con toda seguridad, mirarás hacia atrás
y no habrá nada, ni nadie… o quizá sí y estés tú
y tu poli malo
interrogando a tu propia sombra.


SEÑALES

Sientes que la calma ha llegado.
El tiempo de contar ovejas quedó atrás.
No apagues la luz. No duermas, todavía.
Comienza a enumerar leones.


Gsús Bonilla, de PGB: Poesía General Básica 2017-2017 (La Penúltima Editorial, 2017).

miércoles, 8 de marzo de 2017

TÚ CON MAYÚSCULA por CONCHA GONZÁLEZ FERNÁNDEZ


La imagen puede contener: una o varias personas

Escucha … mujer …
ahora eres tú
la dueña de tus pasos
la que se sucede así misma
desde siempre
la que aporta
la herencia de los tiempos
entre noches y mañanas.

Ahora eres tú
la fisura en el temor
a la tristeza
la voz
la templanza
la calidez de la raza humana
la que había de partir
hacia sus sueños
sin sufrir los retrasos
de los últimos momentos
la que tenía un baúl
de transiciones
repletos de palabras
y silencios.

Escucha mujer
(aunque presumo que
no lo ignoras …)
la lucha ante la vida
la paz ante la muerte
los miedos que se encaran
a tus pasos
para tropezar la ofrenda
con la que sueñas a diario
la huella que reclamas
en el tiempo
en dación a la promesa
de tu vientre
y a lo intenso
de tu abrazo.

Escucha mujer
pues ahora
eres tú
siempre has sido
y serás
TÚ.


Concha González Fernández


HÍBRIDOS 2017: Alex Cooper: Esta noche en León.



El ciclo cultural “Híbridos 2017” cuenta este miércoles 8 de marzo con el músico leonés Alejandro Díez, muy reconocido en la escena mod internacional como alma mater de Los Flechazos. En esta nueva cita en EL Gran Café (León), con formato de charla “Los libros de la era pop. Lecturas adolescentes de un fanático del Planeta Beat”, se adentra en sus primeras exploraciones en el universo literario de la cultura Beat y de los sesenta, así como en los ídolos de juventud que dieron forma a su mundo y a sus sueños. Le acompaña en este viaje al pasado Mario Álvarez, guitarrista de Cooper, su actual grupo. A partir de las 21:00 horas.

Camino Sayago / Tam Tam Press

Para este ciclo, coordinado por los escritores Silvia D. Chica y Vicente Muñoz, y organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de León, Alejandro Diez propone “volar en el tiempo hacia atrás”, aterrizando en su habitación de adolescente, y repasar las lecturas de aquellos años.

Se trata, según explican los coordinadores de “Hibridos 2017”de “un acercamiento personal y subjetivo a los textos de Tom Wolfe, Allan Sillitoe, Colin McInnes, Ken Kessey, James Baldwin o Anthony Burguess, buceando en sus recuerdos y relatando cómo aparecieron todos estos libros en la pantalla de su radar, unas veces referidos en la letra de una canción, otras tras visionar la versión cinematográfica, por ser citados en algún programa de televisión o gracias a alguna entrevista en la prensa underground”.

– ¿Cómo, cuándo y en qué contexto descubres a los primeros autores que te introducen en el universo de los sesenta?

– A mediados de los 80, al acrecentarse en la escena mod el interés por las raíces, por saber cómo había empezado aquel movimiento juvenil. En todas las publicaciones “caseras” que llegaban a mis manos se hablaba de cultura pop, de cine, pintura, moda y fotografía. Y de libros. Fue el pistoletazo de salida para mí.

– Entre ellos se encontraban las novelas de la generación beatnik, ¿Qué te atrajo de ellos su filosofía, o su música? 

– He incluido en mi charla algunas alusiones a la generación beat, sobre todo a Jack Kerouac, principalmente porque sé que a uno de los coordinadores del ciclo, Vicente Muñoz, le encanta ese periodo y pienso que puede provocar recuerdos en todos los asistentes, ya que conozco poca gente que no haya leído “En el camino”. De ellos me atrae su espiritualidad, su libertad y su inconformismo, aunque siento algo de rechazo por el camino del exceso y el malditismo. También destacaría su relación con el jazz, el bebop, y las formas artísticas más contraculturales y experimentales. Yo soy de poco experimentar, pero me gusta descubrir qué han conseguido los demás.

– Otros escritores que te impactaron fueron Tom Wolfe, muy afín a la cultura pop, al menos en los 60 y Anthony Burgess. Dos grandes con dos obras insuperables… La Hoguera de las Vanidades y La Naranja Mecánica. ¿Cómo te aproximas a ellos?

– Tom Wolfe es un escritor icónico en la escena mod, sobre todo por su obra “La Banda de la Casa de la Bomba y otras crónicas de la Era Pop”. Creo que el título ya te da la clave de la importancia que tuvo en mi época de aprendizaje. Burgess me encanta, me divierte y me interesa, en su faceta de escritor y en la de filólogo. Y “La naranja mecánica” está según sus palabras, inspirada en las pandillas de mods y rockers de comienzos de los sesenta, además de en algunos episodios trágicos de la vida de su mujer. Mi acercamiento a Burgess fue a través de la trilogía malaya, “Time for a Tiger” en concreto. Y recuerdo morirme de risa en mi habitación de teenager.

– Ponte por un instante en aquella época, leyendo un libro, escuchando música. ¿Cúales elegirías como los más reveladores? 

– Yo creo que “Absolute Beginners”, de Colin McIness (traducido aquí como “Principiantes”) es el que me resulta más evocador, también porque en aquellos años apareció su versión cinematográfica. La protagonista era Crêpe Suzette, que luego reciclé como personaje para una canción de Los Flechazos. Me imagino revisando las páginas de ese libro en mi cama, con un poster del concierto de Nacha Pop en La Mandrágora sobre el cabecero. Y los Jam sonando en el tocadiscos.

– ¿Aquellas lecturas y nuevos sonidos cambiaron tu forma de ver y vivir la realidad?

– Me ayudaron a construir otra más cercana a mis sueños.

– En qué momento surge el proyecto de Los Flechazos?

– En la última etapa de Ópera Prima, yo monto Los Flechazos con Héctor Escobar con la idea de tener un grupo paralelo con el que hacer versiones y así tocar en fiestas mods de León y de otras ciudades. Al dejar mi banda principal (sería a finales del 86, calculo), me vuelco en Los Flechazos y empiezo a componer para ese proyecto. Las primeras canciones que surgen son “La reina del Muelle” y “Callejear”, si no recuerdo mal.

– En esta cita te acompaña Mario Álvarez que interpretará varias canciones en acústico, ¿Qué temas habéis elegido?

– Habrá tres bloques de música en vivo. El primero para alguna canción de mis ídolos de juventud, el segundo para el recuerdo de Los Flechazos y finalmente tocaremos tres canciones de Cooper, desmenuzando las letras como nunca lo hemos hecho antes.

– Este encuentro programado por Hibridos estará salpicado de anécdotas y algún que otro secreto. Cuéntanos…

– Jajajaja. Los secretos son secretos, vas a tener que venir para escucharlos!!
:
Sobre Alejandro Díez

Alejandro Díez Garín (Alicante, 1967) ha desarrollado una extensa carrera musical, integrado en proyectos tan conocidos como Opera Prima en los 80, Los Flechazos – banda mod de gran repercusión a nivel nacional que funcionó hasta el año 96- y Cooper, su actual grupo. A lo largo de todos estos años no sólo ha compuesto canciones y actuado sin cesar, sino que además ha sido responsable de programas de radio, publicaciones alternativas y fanzines, ha organizado conciertos y hasta fue el impulsor del conocido festival Purple Weekend. Trabajó, además, durante ocho años en el campo de la gestión cultural pública en el Ayuntamiento de León. En la actualidad combina su faceta musical con la labor editorial que realiza al frente de Ediciones Chelsea. Ha publicado numerosas colaboraciones en distintos medios además de tres libros: “Club 45”, “Reflejos en el retrovisor” y “Club 45 Again”, secuela de su primera referencia, todos ellos editados en Chelsea.

“Híbridos 2017”, Alejandro Díez,  “Los libros de la era pop. Lecturas adolescentes de un fanático del Planeta Beat”

Miércoles, 8 de marzo, El Gran Café, 21.00 horas


martes, 7 de marzo de 2017

HÍBRIDOS 2017: Alex Cooper.



Álex Cooper: 
"Teníamos una red social sin necesidad de ordenadores"

Álex Cooper protagoniza la cuarta entrega del programa ‘Híbridos 2017’ con una charla en El Gran Café en la que revisitará las lecturas de su adolescencia que contribuyeron a su percepción del mundo y le impulsaron a formar Los Flechazos

Joaquín Revuelta | La Nueva Crónica, 07/03/2017

El interesante proyecto cultural ‘Híbridos 2017’ retorna este miércoles a su escenario natural, El Gran Café, para recibir a Álex Cooper, que nos propone en esta ocasión "volar en el tiempo hacia atrás" aterrizando en su habitación de adolescente y revisitar las lecturas que le acompañaron en los años en los que descubrió la cultura beat y los sesenta. A partir de las 21:00 horas, con entrada libre hasta completar el aforo de la sala, el público asistente a lo que los organizadores del evento, Vicente Muñoz y Silvia D Chica, han dado en llamar ‘Los libros de la Era Pop’, con un subtítulo que reza‘Lecturas adolescentes de un fanático del Planeta Beat’, podrá escuchar por boca de su protagonista, que no es otro que Alejandro Diez Garín, anécdotas, extractos, secretos y unas cuantas canciones en formato acústico que Álex irá desgranando acompañado de Mario Álvarez, guitarrista de Cooper. "En la charla de mañana en El Gran Café voy a hablar un poco de cómo se gestaron Los Flechazos y cómo al introducirnos en toda la escena mod, que a finales de los ochenta estaba en plena efervescencia, y descubrir todos los fanzines que la gente escribía supuso un viraje hacia la búsqueda de las raíces en los años sesenta. Lo que me encontré en los fanzines mod de aquella época que me ayudaron a formalizar todo mi pensamiento era un interés como universal por la cultura de los años sesenta", señala el músico alicantino afincado en León desde los 14 años, para quien aquellos fueron años de descubrimiento, del arte pop americano, de las corrientes literarias, de la importancia del cine... "Yo que no había tenido grandes intereses culturales hasta entonces, y a través de la música empiezo a abrir puertas, una detrás de otra. Me empiezo a encontrar con diferentes referencias que malamente asimiladas, como son todas las cosas en la juventud, acaban formando parte del universo estético que creamos, Los Flechazos. Entonces ‘La chica de Mel’ es una especie de fabulación mía sobre un cuadro de Mel Ramos o en ‘Viviendo en la Era Pop’ aparece un personaje que se llama Larry Lynch y que es el protagonista de un relato de Tom Woolf, autor de un libro de cabecera para todos nosotros en aquella época, como era ‘La banda de la casa de la bomba y otras crónicas de la era pop’. Así,‘Suzette’, una de las canciones más conocidas de Los Flechazos, es la protagonista de ‘Absolute beginners’ que en España se llamó ‘Principiantes’ y que era una novela de la trilogía londinense del autor Colin Macinnes". 

Lógicamente internet hoy nos ha cambiado la vida porque podemos llegar a todo tipo de información, pero en aquellos años acceder desde una pequeña ciudad de provincias como León a todos estos movimientos no era una tarea sencilla precisamente. "Como decía una de las canciones de Los Flechazos, ‘aquellos cientos de buzones repletos de cartas’, nosotros teníamos una red social sin necesidad de ordenadores. En nuestra pequeña escena mod teníamos conexiones con los mods de Málaga, Barcelona, Madrid, Vitoria, Asturias..., realizábamos viajes, íbamos a fiestas y ellos venían a las nuestras. Así nació el Purple Weekend. Después de que me fuera de viaje a pasar cinco días con gente que apenas conocía en una concentración mod mediterránea que tuvo lugar en Barcelona y a la que acudieron mods franceses, italianos y de toda España regresé a León con la idea de querer hacer algo similar en mi ciudad", recuerda Álex, que reconoce el papel jugado por la televisión a través de programas como ‘La edad de oro’ de Paloma Chamorro en el que «igual veías la actuación de Los monaguillos o de Los Nikis como te ponían un reportaje sobre un artista plástico como Christo o daban a conocer las últimas exposiciones en las galerías madrileñas. De alguna manera te llegaba, aunque a cuentagotas". 

Álex Cooper reconoce que con motivo de la charla de mañana ha estado reordenando sus viejos libros y se ha percatado que del autor que más libros tiene es Anthony Burgess, del que Kubrick adaptó una novela suya que daría lugar a una de las películas más emblemáticas de los setenta, ‘La naranja mecánica’. "Yo estudiaba Filología y fue un escritor que me interesó desde el principio, cuando descubrí que había sido parte muy activa de la elaboración del lenguaje que aparece en ‘En busca del fuego’, de Jean-Jacques Annaud. Como especialista en lenguas indoeuropeas, Burgess asesoró a los actores cómo tenían que gruñir para recrear el habla del hombre prehistórico. Accedí a Anthony Burgess a través de la Trilogía Malaya. Cuando llegué a ‘La naranja mecánica’ ya había visto la película y mi primera reacción ante ella fue de rechazo a la ultraviolencia. No podía fijar de dónde venían las cosas y cuál era el objetivo de lo que allí se planteaba. La lectura del libro me ayudó a comprender mejor la historia y a descubrir que el manuscrito tenía mucho que ver con las peleas entre mods y rockers a principios de los años sesenta en Inglaterra, que fue como la chispa del clima de violencia que se generó por parte de pequeños pandilleros contra la población. Porque la iconografía de la película tiene más que ver con las bandas de skinhead de finales de los sesenta", aclara Cooper, que reconoce conserva todavía los libros de su adolescencia. "De hecho el domingo los puse todos encima de la mesa del salón, les hice una foto y en redes sociales dije que estaba preparando la charla del miércoles. Estaba desesperado porque no encontraba ‘El buda de los suburbios’ de Hanif Kureishi y ‘Ciudad de ébano’, de Colin Macinnes y por suerte me escribió rápidamente Elena, de Los Flechazos, diciendo que los tenía en su casa".




lunes, 6 de marzo de 2017

ADAGIO por MARLUS LEÓN


La imagen puede contener: cielo y exterior

Gritas desde el centro de la tierra
te meces agarrada a un árbol
y sientes que no hay nada bajo los pies
la calma dormida golpea por dentro la cabeza
todo comienza hoy
el fuego y el hielo
maldita sincronía de los párpados
tanta suavidad de algodón
ángeles inertes que te muestran el camino
y unos pasos sin aire
en medio de la noche
todo tan delicado
el perdón la nostalgia la vanidad el ego
reinventar las sílabas
es-tre-llas
nada más que tu voz suspendida
del eco
vacío
vacío sin ti
inventemos el lenguaje de nuevo
amar
ser
sed
universo
gratitud
abrazada sin pulso a ti...

Marlus León


jueves, 2 de marzo de 2017

HÍBRIDOS 2017: Alex Cooper.



ALEX COOPER

LOS LIBROS DE LA ERA POP
Lecturas adolescentes de un fanático del Planeta Beat

Para este ciclo, Alejandro Diez nos propone “volar en el tiempo hacia atrás”, aterrizando en su habitación de adolescente, y revisitar las lecturas que le acompañaron en los años en los que descubrió la cultura beat y los sesenta, impactando en su forma de ver el mundo e impulsándole a formar Los Flechazos. Un acercamiento personal y subjetivo a los textos de Tom Wolfe, Allan Sillitoe, Colin McInnes, Ken Kessey, James Baldwin o Anthony Burguess, buceando en sus recuerdos y relatando cómo aparecieron todos estos libros en la pantalla de su radar, unas veces referidos en la letra de una canción, otras tras visionar la versión cinematográfica, por ser citados en algún programa de televisión o gracias a alguna entrevista en la prensa underground. Escucharemos anécdotas, extractos, secretos y unas cuantas canciones en formato acústico, pues Alex vendrá acompañado de Mario Álvarez, guitarrista de Cooper

ALEJANDRO DIEZ GARÍN (Alicante, 1967) ha desarrollado una extensa carrera musical, integrado en proyectos tan conocidos como Opera Prima en los 80, Los Flechazos - banda mod de gran repercusión a nivel nacional que funcionó hasta el año 96- y Cooper, su actual grupo. A lo largo de todos estos años no sólo ha compuesto canciones y actuado sin cesar, sino que además ha sido responsable de programas de radio, publicaciones alternativas y fanzines, ha organizado conciertos y hasta fue el impulsor del conocido festival Purple Weekend. Trabajó, además, durante ocho años en el campo de la gestión cultural pública en el Ayuntamiento de León. En la actualidad combina su faceta musical con la labor editorial que realiza al frente de Ediciones Chelsea. Ha publicado numerosas colaboraciones en distintos medios además de tres libros: “Club 45” y “Reflejos en el retrovisor” y “Club 45 Again”, secuela de su primera referencia, todos ellos editados en Chelsea.

Miércoles 8 de Marzo, 21:00 h.
El Gran Café (primera planta) – Calle Cervantes, 7, León
Entrada libre hasta completar aforo

Organiza: Concejalía Cultura Ayto. León.
Coordinan: Silvia D Chica y Vicente Muñoz Álvarez


LA VIDA HIBERNA EN EL PENSAMIENTO por RODRIGO GARRIDO PANIAGUA



Existe en los días jóvenes
un insoportable bienestar de respiración profunda
y para siempre.

Uno empieza a tomar conciencia del tiempo
cuando consigue ser consciente de sí mismo.

De la muerte
el hombre sigue estudiando
cómo esquivar su amor calmado.

Me maravillo al pensar
que toda la gente que observo en fotografías antiguas
fue real.

La melancolía
es la atractiva imagen que adquiere
el dolor natural de los hombres.

A todos nos gusta estar a solas
para imaginar el mundo
antes
y después de nosotros.


Rodrigo Garrido Paniagua


miércoles, 1 de marzo de 2017

SURFING ECSTASY: Susana Barragués.



ESTO DICE EL Sol, a través de los ángeles del agua:

Triunfará todo.
Entre la quietud y el movimiento prevalece el que suceda algo.
Entonces no elijas las olas desgastadas ni arrugadas. Coge las olas florecientes.
Eres recta en la tierra y en el agua, pero hay que ser un poco más inteligente que lo inocente puro.
Que se podía cambiar se descubre cuando ya se ha cambiado y a veces es tarde.
Recuerda que todo está en movimiento porque hay sol.
Para que suban las lágrimas a los ojos primero ha tenido que llenarse de agua todo el cuerpo. Sólo lo que rebosa es suficiente.
Detente a pensar si las formas de otras criaturas son más perfectas.
Aléjate de la consolación de haber perdido las olas importantes y sitúate en la verdad de lo que te sucede para que no haya que mendigar historias a los demás.
Sal del agua como si nunca hubieras pisado el mundo.
Cubre el mar con una ligera sábana de viento antes de irte para que la lluvia no perfore la superficie, pues es delicada la película de vida que hay en suspensión y esa película es el halo que puede regenerar el mundo.
No tienes todo lo que necesitas pero la satisfacción constante es un sentimiento fósil y es preferible respirar con anhelos.
No estés en todo y en todas partes pues hay lugares en el universo que no es preciso llenar de nada.
En la séptima estrella detrás de otro Sol en manos de otro Dios diferente también hay playas.
El olvido sólo funciona con lo definitivo y si algo no es definitivo es que va a transformarse en actualidad.
Lo que de verdad te conmueva tirará de tu corazón hacia arriba y dibujará la expresión de devoción en tu rostro.
No sustituyas las verdades pulsantes del corazón por ironías sobre la imperfección de todo. Hay exactitudes muy puras.
En el principio y en el fin del mundo hay lo mismo que lo que hay a la vez.
Una porción de existencia es suficiente.
Es delicado suspenderse de conciencia.
Si hubiera querido que fueras un pez te habría hecho pez.
Si hubiera querido que fueras un ave te habría hecho ave.
No creas que no eres la favorita del Sol.

Susana Barragués Sainz, de Surfing Ecstasy (Ediciones Leteo, 2016).


(El libro)

Surfing ecstasy es la visión poética de la práctica del surf desde la estética de la mística religiosa renacentista. Largas horas de espera y práctica sobre una tabla hasta que llega la ola deseada sobre la que realizar la acrobacia perfecta, permiten seguir los pasos hacia una unión con la divinidad reencontrada en las fuerzas de la naturaleza, tras el cual se alcanza un estado de satisfacción continua –stoke vs éxtasis-. Con un esquema propio de la poesía religiosa: salmos, peticiones, ofrendas y agradecimientos y poemas en prosa mínimamente narrativos, la autora diluye su yo lírico en una voz colectiva de jóvenes surfistas, que renuevan los símbolos místicos con un lenguaje basado en elementos mínimos: sol, olas y espuma. “En verdad estamos dispuestas a padecer frío para que esta fascinación de sal y espuma no tenga fin”, en palabras de la voz poética presente en este libro. “Porque no vamos a volar, no vamos a nadar, vamos a surfear.”

martes, 28 de febrero de 2017

CRIATURAS por JULIA NAVAS MORENO



Criaturas celestiales,
antagónicas o invisibles.
Somos criaturas nacidas
en un acto repetitivo
robado, escabroso o placentero,
fruto de venganzas personales
o de amor sublime
que perdura o se marchita
en el tiempo y la rutina.

Criaturas abandonadas, perdidas
en medio de una avenida o en un bosque;
en un contenedor de basura,
en un hospital de la S.S.
-yo nací en uno privado
de cuervos por enfermeras,
terreno por conquistar
en tierra de nadie-.
Criaturas de palacios de espejos versallescos.

Criaturas hijas de obreros
o de duques y señoritos.
Criaturas sin futuro
y con pasado conflictivo.
Criaturas entre algodones;
criaturas cerriles.
Criaturas generosas,
creativas, subversivas,
adocenadas y sumisas.

Somos el hilo de la madeja
que sostiene paciente
dos manos abiertas y generosas
en paralelo extendiéndose para crear
un complejo ovillo
que contiene
todos los colores de la vida.
Una vez en la máquina tejedora
seremos jersey, chaqueta
o calcetines.
Quizás gorro o manta
que nos salve de la intemperie.


Julia Navas Moreno


Cover by Casilda García Archilla


viernes, 24 de febrero de 2017

CAMINAR SIN SABER HACIA DÓNDE por PABLO GARCÍA MALMIERCA



No nos queda más remedio que pisotear las últimas flores de azahar que brotaron al borde del camino. 
Engullidos por la brea ardiente del engaño, deseamos un fin diferente a nuestra angustia.
La salvación está tan lejos como el amor de tus labios resquebrajados. Necesitamos creer en los lirios ocultos, en el claro detrás de tanto arbusto malintencionado. Caminar sin saber hacia dónde, desgastar la piel de las palmas de mis manos sin tener claro qué bifurcación tomar. 
El ocaso palidece al ritmo desacompasado de mis pasos. Brujuleo, tropezando con mis pies, cansado y aterido, roto y descompuesto.

Pablo García Malmierca


Cover by Ban Sarolta

miércoles, 22 de febrero de 2017

HÍBRIDOS 2017: Vengo buscando pelea.



JUAN DIEGO FUENTES CANTANTE DE DOGO

«Me gusta la vida cultural de León»

Híbridos trae al Gran Café a Dogo, Gonzalo Ordás, Raúl Ortega y Silvia Chica.

Lugar: Gran Café., Hora: 21.00. Entrada: gratuita.

Pacho Rodríguez | Diario de León

La prensa les adjudicó el apelativo de grupo de culto, ellos que sólo querían ser una banda de rocanrol. Pero a día de hoy los sevillanos Dogo y Los Mercenarios responderían a las dos condiciones, visto que pasados los años todavía se les recuerda con intensidad. Juan Diego Fuentes Dogo, cantante y líder de la banda, reside ahora en León, ciudad que ha convertido en su territorio estable. Hoy participa en Híbridos, que programa su tercera sesión en El Gran Café. Y será más un A propósito de Silvio, el rockero también sevillano que figura en lo más alto del santoral crápula y rockero de Andalucía, fallecido en 2001. Pero el Vengo buscando pelea, verdadero título de la cita (21.00 horas), también reservará un espacio para El Ángel, talentoso poeta y compositor que formó parte de Los Escaparates, y que, también desaparecido, fue gran compadre de Dogo. En formato spoken, la palabra, la música, la poesía, se aliarán para hablar de un tiempo en el que el recuerdo verdadero sustituye al homenaje.

—Dogo comparte escenario hoy en Híbridos junto a Gonzalo Ordás, Raúl Ortega y Silvia Chica, coordinadora del ciclo junto a Vicente Muñoz. ¿Es usted muy híbrido?

—Bastante. Cuando dejé el grupo frecuenté el formato spoken, que me gustaba mucho. También soy artesano. Provengo de una familia que hace forja. Y todo lo que sean artes plásticas me interesa mucho. Y también me interesa la cultura que se genera en el rocanrol como cajón de sastre tremendo. Que te lleva a un nivel musical y cultural, de lecturas, de arte en general...

—¿Y Silvio qué era?

—Hablaremos de él, pero hablaremos de Silvio a través de la visión de una época. A mí no me gustan los homenajes. Prefiero recordar. Y con Silvio compartí de todo. Nos recorrimos Andalucía tocando, compartiendo banda, teniendo muchos conciertos y un circuito prácticamente estable. Y con buenos resultados. Sólo por allí, por Andalucía, porque con Silvio era muy poco recomendable pasar de Despeñaperros...

—¿Cómo será esa visión de la época, de los años 80?

—Me interesan los vínculos. Como el que puede haber entre León y Sevilla cuando Kike Cardiaco impulsó casi un intercambio de bandas entre las dos ciudades que hizo que tocáramos juntos con grupos como Deicidas, Los Flechazos... Me interesa también hablar de Smash, el grupo sevillano. Por supuesto, hablar de la Sevilla de aquella época. Y encuentro un vínculo que me apetece mucho que es el de El Ángel. Me parece alguien que tiene poca obra pero una trascendencia tremenda, con un gran pulso poético. El Ángel sí que fue mi hermano en la vida.

—Tiempos o época muy diferente a lo que puede vivir ahora en León. ¿Qué le gusta de esta ciudad?

—De León me gustan muchas cosas. Me gusta su vida cultural. Y mucho la medida que tiene de ciudad. El pulso de una ciudad como Sevilla ya no lo aguantaba. En cambio, en León hay una gran actividad diaria de múltiples cosas. Hablas con alguien de música y lo que tiene en casa es una auténtica colección de vinilos. Si tuviera que echar en falta algo, aunque está el Musac, sería más actividad en torno a las artes plásticas. Aunque comprendo las dificultades que pueden vivir las galerías de arte.

—Y en música, ¿qué opina de los grupos de León?

—Me gustan. Los Cardiacos me parecen una banda que te mueres. Pudieron tener más proyección. Pero Kike Cardiaco me parece un tío de un gran nivel compositivo y alguien a quien respeto mucho.




martes, 21 de febrero de 2017

HÍBRIDOS 2017: Vengo buscando pelea: A propósito de Silvio Fernández Melgarejo.


Silvio Fernández Melgarejo

Dogo, Gonzalo Ordás, Raúl Ortega y Silvia D Chica recuerdan al músico sevillano Silvio Fernández Melgarejo.

Nueva sesión del programa cultural “Híbridos 2017”, este miércoles 22 de febrero en el Gran Café (León), con “Vengo buscando pelea”. Un spoken mixto donde la palabra, la música y la poesía rinden tributo a uno de los exponentes más importantes del rock sevillano, Silvio Fernández Melgarejo. Lo protagonizan la poeta Silvia D. Chica, y los músicos Diego Fuentes (Dogo), Gonzalo Ordás y Raúl Ortega. A partir de las 21:00 horas.
Coordinado por los escritores Silvia D. Chica y Vicente Muñoz, y organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de León, el programa que se prolongará hasta el mes de abril, dedica esta nueva cita al músico sevillano Silvio Fernández Melgarejo (1945-2001). Un rockero de espíritu rebelde y bohemio que, a finales de la década de los ochenta, se convirtió en el embajador de la bohemia sevillana.

Por primera vez, compartirán escenario la poeta Silvia D. Chica (Vinalia Trippers), Diego Fuentes (Dogo) mítico cantante de “Dogo y los Mercenarios”, el guitarrista Gonzalo Ordás, componente del grupo de jazz-blues “Delta Galgos” y Raúl Ortega a la percusión. Una unión temporal para rendir homenaje al músico sevillano y recordarlo a través de los estribillos y letras de sus canciones, fusionadas con poesía y rocanroll.

El Gran Café ha acogido además de este spoklen a propósito de Silvio Fernández Melgarejo, el concierto de El Solito Trovador y la charla del escritor Jesús Palacios sobre cine y esoterismo.

Y el próximo 8 de marzo será el turno de Alex Cooper y sus libros sobre la era pop. Todos ellos, eventos vinculados a la música y la literatura maldita y underground que cambiarán de espacio en las dos últimas citas del programa: el 22 de marzo el director Diego López mostrará el documental “Los perversos rostros de Víctor Israel” en el Teatro San Francisco y el 26 de abril la bailarina y coreógrafa María Cabeza de Vaca presentará la pieza de danza “Let It Happen”, en el Palacio del Conde Luna.


“VENGO BUSCANDO PELEA”. 
A PROPÓSITO DE SILVIO FERNÁNDEZ MELGAREJO

Miércoles, 22 de febrero
El Gran Café (Primera planta). Calle Cervantes, 7. León
21.00 horas
Entrada gratuita hasta llenar el aforo

Organiza Concejalía de Culttura Ayuntamiento de León